sábado, 15 de agosto de 2009

Admiten que la SAT arroja desechos cloacales directamente al río Salí


Desde el Ersact admitieron que por, ahora la SAT, a través de la planta de San Felipe, trata parcialmente los desechos cloacales y que una buena parte de ellos van a parar en forma directa al río Salí. Quieren ver a Alfredo Calvo en el banquillo de acusados de la Justicia Federal por aparente contaminación a la ley de residuos peligrosos. Gendarmería ya tomó muestras para constatar el presunto ilicitito.

Desde el Ente Regulador del Servicio de Agua y Cloacas de Tucumán (Ersact) se arrojó una brasa caliente contra la Sociedad Aguas del Tucumán (SAT) que complicaría la situación judicial de su presidente Alfredo Calvo. En declaraciones a primerafuente, el gerente general del organismo regulador, José Erazú, reconoció que la planta de San Felipe (ubicada en Jujuy al 4100) trata parcialmente los desechos cloacales que allí se derivan. De hecho, se calcula que un tercio del líquido cloacal que llega a través de ductos a San Felipe es arrojado al río (y por ende a la cuenca Salí-Dulce) con un tratamiento básico lo que representa los restos de unas 100 mil personas. Sin embargo, se estima que el nivel de carga contaminante sería mucho mayor que la cifra dada. “La planta de San Felipe hoy funciona en forma parcial. Lo que no se trata en forma total se arroja directamente. Sin embargo, esta situación que viene de años está cambiando ya que se firmaron hace pocos días los contratos respectivos para ampliar el nivel de capacidad de tratamiento de la planta”, explicó Erazú a primerafuente. Según el titular del Ersact hoy existe una “escala de gradualidad y prioridades” que intentan cubrirse de la mejor manera. “Lo primordial es que se saquen los desechos de las casas, tarea que sí se está haciendo en forma regular. Tras esto, viene el tratamiento de los desechos para evitar la contaminación ambiental que es algo en lo que se está trabajando con inversiones millonarias”, sostuvo. Sin embargo, la enorme cantidad de desechos que la SAT viene arrojando a la cuenca hidrográfica ya aparejó una causa en la Justicia Federal. El 3 de abril, María Elba Ledesma presentó una causa ante la Fiscalía General Federal, a cargo de Antonio Gustavo Gómez, denunciando esta situación. A través de esta denuncia, la vecina de barrio CGT, solicitó que se cite a declaración indagatoria a los responsables de esta situación, Alfredo Calvo a la cabeza por la aparente violación a la ley federal 24.051 sobre residuos peligrosos. La causa, hoy en manos del fiscal federal Nº 1, Emilio Ferrer y a cargo del Juzgado Federal Nº 2 –en forma interina en manos de Mario Racedo- ya dio sus primeros avances. Durante la semana pasada, según vecinos de la zona, personal de Gendarmería tomo muestras de líquido en diferentes puntos aledaños a la planta y en el canal Sur. Según la presentación de Ledesma (a la que tuvo acceso primerafuente en forma exclusiva) los desechos que la SAT arroja al Salí portarían una carga contaminante (Demanda Bioquímica de Oxigeno, DBO) muy por encima de lo permitido por las ley. Incluso, la demanda asienta que hasta el propio jefe del departamento de Inversiones del Ersact, Raúl Gil Romero, aseguró que San Felipe sólo cumple dos etapas del proceso de depuración de los desechos cloacales. “Los residuos son filtrados a través de rejas y luego depositados en grandes piletas para que se produzca la decantación. Son las únicas fases que se realizan”, argumenta la denuncia según dichos de Gil Romero. Por ende, la transformación de la materia orgánica a través de un digestor sería la etapa que hoy no se estaría cumpliendo con el impacto ambiental que esto representa.

Junto a la denuncia en la Justicia Federal, Ledesma relató que viene realizando presentaciones a la SAT desde principios del año pasado. Junto a estas, también hizo denuncias respectivas ante la Defensoría del Pueblo de Tucumán. El Ersact, el Ministerio de Producción de Santiago del Estero, a la Intendencia capitalina y hasta en la Secretaría de Medio Ambiente de la Nación.

Por Esteban Stanich

http://www.primerafuente.com.ar/nota.asp?id_nota=52134


No hay comentarios:

VOLVER A ARGENTINA CONTAMINADA

Campaña Nacional de Firmas por el NO a la Minería Química a Cielo Abierto
y la Minería Nuclear en todas sus formas

Los ciudadanos del territorio argentino decimos NO a la minería química con la modalidad a "cielo abierto" y a la minería radiactiva en todas sus modalidades (cielo abierto o por galerías).

  • Pedimos la nulidad y derogación de la Ley de Inversiones Mineras (Ley Nacional 24.196) y normas complementarias.
  • Exigimos la derogación y anulación por parte de la República Argentina del "Tratado de Integración Minero Argentino-Chileno".
  • Reclamamos el cierre definitivo y la recomposición del ambiente, según el art. 41 de la Constitución Nacional, de todas las minas abandonadas y aquellas que están funcionando y no respetan la ley general del ambiente (ley nº 25675).
  • Pedimos previa autorización expresa para la utilización de recursos hídricos compartidos de las poblaciones de las provincias potencialmente afectadas por un emprendimiento minero que se expresarán por referéndum y demandamos la participación de la autoridad ambiental nacional en caso de efectos ínter-jurisdiccionales.
  • Pedimos se respeten estrictamente los principios ambientales preventivo, precautorio y de sustentabilidad contenidos en la ley general del ambiente y la sanción de caducidad de las concesiones mineras en caso de incumplimiento.
  • Reclamamos la detención y prisión de los empresarios mineros que contaminan el medio ambiente con sus delitos y la misma condena para los funcionarios públicos cómplices.
  • Denunciamos los planes nucleares que se fomentan desde el gobierno y enriquecen a los empresarios mineros que desarrollan emprendimientos mineros radiactivos.
  • Reclamamos expresa "Licencia Social" y participación ciudadana real y efectiva previas a los procesos de autorización de actividades mineras.

¡Sí a la vida y a la dignidad! ¡No al saqueo, destrucción y contaminación!

¡Sumá aquí tu firma a este reclamo!